Weblog de MontañaWeblog de Montaña
 Duque Duque
Tuesday 27 de September de 2005, 00:00:00

Tipo de Entrada: RELATO | 4819 visitas

Misión al "desconocido" Pedra en el retorno del comando a las altas cumbres

Recorrido realizado
[+] click para ampliar

Recorrido realizado

Tratábase de una misión desde antaño perseguida por los NERP, por lo que al punto de partida tan sólo acudieron Duque y Ramellow.  Así pues, a las 5:00 pm de por la tarde arrancamos el vehículo-automóvil con rumbo norte y destino Saldes. Las siguientes líneas describirán los avatares acaecidos durante tan comentado viaje:

DÍA 1 (23-09-2005) (Aquel que nunca viaje de Valencia a Saldes puede obviar la lectura del día 1)

Al pasear Katrina por Nueva Orleáns y Bush por Irak, el crudo petróleo engordecía el coste de la misión por lo que las órdenes de los altos mandos eran claras: no pagar peajes, no pagar refugios, no comprar comida. Es por ello que antes del peaje de Sagunto nos salimos a la nacional hasta Almenara, de donde parte una sabrosa autovía gratuita que nos llevará  a la famosa localidad de Castellón Sur (cercana a Castellón Norte) donde cogeremos por huevos (por lo de llegar pronto) la AP-7. De aquí hasta el peaje de Cambrils nos habremos ahorrado unos 3 euros. Como buenos NERP, regordábamos de capítulos anteriores que en la salida de Reus no se paga, pero en esta ocasión la ruta elegida es diferente: Tarragona-Valls-Igualada-Manresa-Berga-Saldes. Por tanto, cual inocentes lechones, pasamos de la salida de Reus y encaramos hacia la de Tarragona. Avistamos a lo lejos el poderoso peaje, pero a escasos 100 m. del fatal desenlace, aparece el desvío hacia Tarragona. Todo nuestro gozo se cae en un pozo. Al girar la curva aparece el maldito peaje. Tipo de vehículo: A. Total a pagar: 1,20 ?.

De Tarragona a Valls pueblos feos, rotondas nuevas y refinerías rollo Mad-Max. A continuación acometemos el primer sector inédito: Valls-Igualada (carretera C37). Dicho sector consta de dos tramos diferentes y diferenciados: de Valls a Pont d'Armentera carretera de ir a 110 km/h y de ahí hasta Igualada carretera de 40-50 km/h donde la noche se nos echa por encima. Finalmente, aterrizamos en Igualada City y preguntamos con acento español como ir a Manresa. Nos dicen que es por allí. La carretera de Igualada a Manresa es un poco mejor que la anterior pero como están obrando se va igual de lento. Los jugos gástricos nos digieren nuestro propio estómago y decidimos parar a cenar en Manresa. De Valls a Manresa se nos han ido unas dos horas y media. Tratamos de buscar la Seo (no confundir con "buscar el aseo") pero nos encontramos con cienes de pandilleros, de los que dan miedo, disfrazados de Latin Kings. Tras poco buscar, hallamos un paseo peatonal con verbena de abuelos en el que implementarnos la cena (mocadillo más o menos elaborado + manzana) mientras vemos tocar a la banda del Hombre Radiador (el instrumento consiste en una placa metálica ranurada que se rasga con los dedos; para "mejorar" el sonido se colocan dedales de los de coser en los dedos del "artista"!?).

10.30 pm de por la noche: salimos pa Berga. Para alegrarnos el viaje han hecho una autovía gratuita con muchas luces reflectantes de Manresa a Navas y han puesto un pueblo que se llama Santpedor, cuan gracioso!! De Navas a Berga, España gana a Croacia en  baloncesto, la carretera también está en obras. Después de Berga, desvío a Saldes y desvío al Pedra.

Aparcamos en un parking justo antes de que acabe el asfalto y solo quedan dos sitios libres. En eso que arriba otro coche, un tipo fornido y solitario. Le preguntamos cosas con acento español sobre el Pedra y sobre dormir en el refu. Nos comenta que se puede subir por un collado de la cara norte (coll de Verdet) y se baja por la tartera. El turgente aspecto de la cara norte nos hace dudar, según él es seguir al último y ya está. Él duerme en un prado arriba de la carretera, nosotros en el coche. Son las 00.30 am de por la noche.

DÍA 2 (24-09-2005)

Amanece que no es poco y alzamos nuestros asientos inclinables. 7.30 am de por la mañana. Nos ponemos la ropa técnica por el cuerpo, meamos, desayunamos y tiramos p'arriba. Identificamos el vivac del hombre solitario: un prado de cacas de vaca. En 15 min llegamos al refu. Es verdaderamente verdadero, toda la gente va hacia el Verdet. Nuestro hombre toma café, dice que luego nos veremos, que sigamos al último. Seguimos al último hasta que lo adelantamos y entonces seguimos al que iba penúltimo pero que ahora también es último. En eso que mientras seguimos a una pareja (chico+chica) y a un padre con dos hijos (hijo+hija), en acto repentino tiran todos para arriba por una tartera de gran empinación. Como la cosa parece rara (el camino normal sigue a media ladera perfectamente indicado) preguntamos con perfecto acento español:
-Ande vais??
A lo que nos dice el chico de la pareja de chico+chica:
-Yo vengo aquí de toda la vida y es por aquí.
El caso es que los seguimos y nos hacen la jugada oscura, llegamos a una franja rocosa imposible de pasar y empezamos a rodearla. Llaneamos en ausencia de camino por la penosa tartera, los niños piden clemencia al padre y acabamos descendiendo un poco entre matojales que pinchan hasta el sendero oficial. Los que iban los últimos y ya habíamos pasado nos han vuelto a adelantar. No nos despedimos del padre ni de la pareja infeliz y tiramos p'arriba.

En un bonito collado entre dos franjas rocosas se nos acaban las pilas de la cámara. Las pilas del frontal de Ramellow también carecen de energía. El frontal de Duque con sus pilas nuevas yace en el maletero del coche. Es la segunda jugada oscura del día. Totalmente apenados y con algo de pena, proseguimos camino. Como por arte de magia de la de Tamariz, aparecen dos pilas más en un bolsillo de la funda de la susodicha cámara. Fotografiamos con fotos la pared norte y el coll de Verdet y cuando procedíamos a fotear la primera grimpada visible desde el coll, la cámara defenece. Es más, las pilas son incapaces de cerrar el objetivo.

Grimpamos detrás de unos "últimos" hasta el primer pollón (pollegó) de la jornada. Tras sucesivos pollones y sus correspondientes forcanaduras por las que asomarse a la pared norte, arribamos al Pollón Superior (2497 m). Como es el más alto tiene banderas y mucha gente. El hombre solitario ha reclutado a tres personas más y se van hacia el Calderer (2491 m). Nos propone que le acompañemos cual guía que acompaña a sus clientes. Viene a ser seguir la cresta hasta otro pollón con banderas, pero el aspecto desde lejos es radical a la par que extremo. Para facilitar la ascensión existen dos tramos equipados con cadenas. En el primero es para ayudar un poco y el segundo tramo va por una placa placosa donde se agradece la cadena. Pasamos primero los NERP, luego el guía y luego los otros tres. Arresulta de que el guía (el hombre solitario) es un jardinero de Barcelona que hace escalada, esquí de montaña, alpinismo, senderismo y todo lo que se puede hacer (lo que no hace es pagar peajes o esquiar en pista). Debido al desconocimiento de su nombre real lo llamaremos Jardi (no creo que le moleste). Los otros tres son también de Barcelona. Nosotros dos somos NERP.

 Llegamos al Calderer, hay muchos palos de bandera, una bandera y dos buzones, uno lleno y otro vacío. Bajamos directamente a la enforcanadura, hacia la tartera por un camino intrincado destrepando entre agujas. Ahora guía el guía (Jardi), normal!, si no no encontraríamos el camino. Una vez en la gran tartera hay que bajar por la parte izquierda según bajamos porque hay más piedras y se puede correr. La alta velocidad del descenso provoca la entaponación de los oídos auditivos y en una hora desde el Calderer acaecemos en el refu completando una mañana circular. Hacemos la coña de subir otra vez al Verdet y dar otra vuelta (rollo Fernando Alonso) pero como era coña pues pasamos de hacerlo.

Nos despedimos de los tres barceloneses y Jardi nos da conversación mientras degustamos nuestros propios maccas. Nos enteramos de que el túnel del Cadí posee un gracioso peaje de 10 o 15 euros por lo que nos olvidamos de visitar la cara norte del Cadí. Como alternativa se nos comenta que vayamos a Gréixer y subamos las Peñas Altas de Moixeró. Nos despedimos de Jardi y una vez erclados en el coche y ya vestidos de paisano, comienza a degotear gotas de lluvia, está empezando a llover.

Pasamos la tarde vagabundeando por Bagá, compramos comida (poca) y tiramos para Gréixer, el último pueblo antes del túnel del Cadí. Mientras nos acercamos por la carretera hacia Gréixer, las cosas se van poniendo feas. Carteles muy lujosos y técnicos nos hacen pensar que la estamos cagando y que vamos de cabeza al peaje. Se está gestando una nueva jugada oscura. En una curva a izquierdas se nos adviene encima el puto túnel. La única salida posible es una especie de rotonda rara que hay a la derecha. Arremetemos hacia ella y hacemos la tranca de dar la vuelta pisando varias rayas continuas de las que no se pueden pisar. Se acabó Gréixer y las Peñas Altas de Moixeró.

De Bagà tiramos hacia Chisclareñ (Gisclareny) para ver como está la pista que va entre el Pedra y el Cadí. Si hay suerte, ganas y no dellueve haremos el Costabona el domingo. En Chisclareñ viven tres en seis casas y el Ayuntamiento está en una colina a 500 m del resto del "pueblo". Aparcamos a 2 km de Chisclareñ donde acaba el asfalto de la carretera. Son las 7.30 pm, cenamos y a las 8.15 pm estamos en los sacos. Nos dormimos en medio de una tormenta de rayos y centollos mientras enumeramos las 30 ventajas del coche frente a la tienda (de la tienda frente al coche creo que solo nos salian 2 o 3).

DÍA 3 (25-09-2005)

Ramellow se despierta a las 7.30 am, desinclina su asiento, arranca y se pira hacia el Cadí mientras Duque aun reposa cual marmota en posición horizontal. Cuando la carretera se pone fea aparcamos el vehículo-automóvil y procedemos a vestirnos, mearnos y desayunarnos. El tiempo también está feo y va a ser que no hay ganas de subir por las "feas" rampas de la cara sur del Cadí. Pasan algunos boleteros (personas que cogen boletos=setas) en coche. Decidimos apatear un rato por la pista y en 2 o 3 km llegamos a un collado desde donde fotear la cara norte del Pedra. En eso que empieza a dellover sobre nuestras testas, llega el frente activo del Oeste(el de ayer era el inactivo, tócate los huevos!). Por aquello de que era un paseo atécnico, vamos de paisano y nos estamos mojando de agua. En un asombroso esprint de los de correr adelantamos al frente y erclamos en el coche bajo una fina lluvia. Rumbo sur, destino Valencia.

Esta vez pagaremos todos los peajes necesarios, excepto el de Manresa-Martorell. Paramos en Monistrol de Montserrat y como tenemos pilas foteamos los pollones y forcanaduras de Montserrat. En 4 horas 30 min desde Chisclareñ estamos en Valencia, es lo que tiene pagar peajes.  

 

Más información: http://www.comandonerp.tk/
 




Añadir nuevo comentario
Usuario de Madteam.net No usuario




Vista Previa



 

 
MadTeam.net | Suscribirte a este blog | Creative Commons License Blog bajo licencia de Creative Commons. | compartir este enlace en Facebook